SLIDER D

ALETEO DE TIBURÓN





Imagine que va caminando tranquilamente por la calle en un hermoso día de sol y repentinamente cae encima suyo una enorme red, usted no tuvo tiempo para ver de dónde salió y ahora está atrapado en esa red que lo hala, le talla y maltrata la piel, luego brusca y repentinamente lo levantan y golpean contra una superficie fría,  lo inmovilizan,  aprisionan su cuerpo, usted siente que no puede respirar y sin explicación alguna un ser monstruoso e inconsciente saca un enorme cuchillo y taja de cuatro golpes sus brazos y piernas, Luego de esto, ese  ser sin ningún remordimiento lo arroja estando aún con vida al piso de la calle por donde hace un rato caminaba felizmente. Usted tirado allí  completamente mutilado sintiendo que se sofoca y sin  poder ahora caminar o moverse y retorciéndose por un dolor indescriptible muere desangrándose lentamente.

Pudo imaginarlo? La anterior fue una analogía para comprender  y sentir lo que algunos humanos están haciendo con los tiburones de nuestro planeta.

Los tiburones no tienen brazos o piernas para moverse como nosotros, pero si tienen aletas para nadar por el océano  y están siendo brutal y sistemáticamente perseguidos para quitárselas,  todo con el fin de satisfacer un voraz comercio de muerte.

El aleteo de tiburón es una brutal práctica que consiste en cercenar o cortar las aletas de los tiburones y arrojar el cuerpo estando aún con vida al mar. El sufrimiento provocado a estos maravillosos animales es aberrante pues los tiburones al igual que la mayoría de seres vivientes en la naturaleza tienen terminales nerviosas que hacen que se sienta el dolor  como en este caso. Muchos humanos piensan que por que el tiburón no puede gritar entonces no siente dolor, esto es un terrible error.


Luego de esto, el martirio no termina porque arrojan el cuerpo del animal estando aún con vida al mar, ellos tratan de moverse y nadar pero ahora sin sus aletas; La dorsal que los estabiliza, las pectorales que los sostienen y les proporcionan elevación y la aleta caudal (la que entendemos como cola) que los impulsa hacia adelante; Sin ellas no consiguen hacerlo e irremediablemente en medio del terrible dolor se van ahogando ya que es imposible nadar y conseguir que circule el agua por sus branquias, además de esto al mismo tiempo algunos son devorados o mordisqueados por otros peces.


Pero por que los arrojan nuevamente al mar estando aún con vida?. La respuesta estaría en que como lo único que es valorado para hacer los platos del tiburón son las aletas, entonces el cuerpo pierde todo su valor y ocupa demasiado espacio en las embarcaciones y ese espacio lo necesitan para otros tipos de peces a los cuales si persiguen por sus cuerpos, como al pez espada por ejemplo; Y los arrojan con vida porque ni siquiera se toman el tiempo para dar una muerte digna y que el animal no sufra más.

Todo esto ocurre por la inconsciencia del hombre que persigue los tiburones para cubrir la demanda de aletas que proviene en su mayoría del mercado asiático. Esta demanda se origina en productos de cartílago de tiburón para la medicina tradicional china y en su gran mayoría para una equivocada tradición en la cual las familias de esa parte del mundo consideran a las aletas como un plato especial para ocasiones de fiesta, sobre todo en los matrimonios. Entonces, es muy triste pensar que estos esplendidos animales del planeta, están desapareciendo por un ¨plato de sopa de aletas tiburón¨.


El aleteo de tiburón representa un muy grave problema para el futuro de los océanos ; No solamente por la manera tan bárbara como dan muerte a estos esplendidos animales, sino porque los tiburones se encuentran en el tope de la cabeza alimenticia de casi todos los ecosistemas oceánicos y al ser perseguidos de una manera tan voraz y sistemática, están provocando su extinción y con ello un terrible desbalance de los diferentes ecosistemas marinos; estos se ven seriamente afectados por la falta de depredadores para mantener equilibrados los números de otras especies de animales. Al desaparecer el depredador otras especies crecen sin control y empiezan a terminar con los recursos que a su vez sustentan a otro número de especies y a la larga toda la cadena alimenticia se ve seriamente afectada.

La persecución ha sido tan exagerada que según cifras entregadas por organismos como la FAO (Organización de naciones unidas para la alimentación y la agricultura) se cazan entre 100 a 150 millones de tiburones anualmente, a un ritmo tan acelerado como este ninguna especie puede recuperase y termina extinguiéndose. A pesar de que se han efectuado algunas campañas (NO las suficientes) de protección por parte de algunos gobiernos, el problema sigue latente y no obstante la denuncia por parte de grupos ecologistas, el crimen no ha parado y en el mercado asiático sigue la voraz demanda.

Las cosas tienen que cambiar, es demasiado triste pensar que no solamente una especie sino varias especies de tiburones del planeta estén a punto de la desaparición por un plato de sopa, esto es algo que no tiene el más mínimo sentido. En donde esta nuestra humanidad si seguimos permitiendo que especies enteras desaparezcan por que los humanos no cambian sus hábitos alimenticios.


Sobra decir que jamás y por ningún motivo compre, reciba, o acepte un plato de sopa de aleta de tiburón, es su obligación moral y ética decirle a la persona que lo vende o consume su grave error.

El futuro de las especies de este planeta está en manos de la especie humana, somos los únicos responsables y los únicos capaces de revertir esta situación, está en nosotros actuar movernos en redes sociales, informar, hablar, presionar a los gobiernos y sociedades que persiguen a estos animales para que tomemos conciencia de nuestro papel como especie dominante en el planeta y usar ese poder para proteger y no para depredar.

El futuro de los tiburones y de miles de especies marinas y terrestres está en las manos de los humanos.