SLIDER D

POR CONTAMINACIÓN AMANECER EN BEIGING CHINA SE VE EN PANTALLAS GIGANTES




Aunque esto parezca la escena de una película de Hollywood tristemente no lo es, el gobierno de la República Popular China ha instalado pantallas gigantes en las principales plazas de Beiging para que sus ciudadanos puedan ver la luz del sol que ya no puede ser vista, por lo menos por ahora de manera normal como lo harían el resto de ciudadanos del mundo.

Como lo hemos venido informando por medio de nuestros Twits o nuestra página de Facebook y como se mencionó en el artículo ¨Contaminación atmosférica¨  la situación en China por culpa de la polución es cada vez más difícil.


En China en muchas ocasiones se han detenido las actividades normales de sus ciudadanos por los elevados niveles de polución ambiental, se han tomado medidas como la de que los adultos mayores no salgan de las casas y los niños no  vayan al colegio. Ahora las pantallas que eran utilizadas para promover eventos o lugares turísticos están transmitiendo el amanecer para que sus ciudadanos lo puedan ver al menos por este medio, ya que los niveles de smog en el aire impiden el paso de la luz del sol.

Es una situación extraña en extremo, las personas se colocan mascaras  protectoras filtrantes del aire (son una norma general) salen de sus casas para pararse en frente a estas pantallas y poder ver al astro rey, los automóviles circulan casi todo el día con la luz encendida.



Lo peor de todo es que los casos de enfermedades relacionadas con la contaminación atmosférica van en aumento.

Los humanos no deben aceptar lo que ocurre como si fuera una situación normal que no tiene solución.

Es importante despertar y tomar conciencia de lo que viene ocurriendo para que todos como humanidad solucionemos la crisis en la cual estamos sumergidos y tenemos sumergido al planeta con todos sus seres vivos.


NELSON MANDELA ¨LA HISTORIA DE UN GIGANTE¨




Esta es la historia de un ¨ Héroe real ¨, alguien que con paciencia, constancia y valor inquebrantable se convertiría en un símbolo de lo que en realidad es justo contra la mayor de las injusticias, un hombre con  mucha fortaleza y amor por su pueblo; Él demostraría que con la fuerza pacifica se puede derrotar la brutalidad y la barbarie. Mandela  dejaría huella como uno de los hombres más valiosos e importantes del pasado siglo 20 y comienzos del siglo 21.

Corría el año 1918 cuando en un pequeño y humilde poblado de no más de (300) trecientos habitantes llamado Mvezo, región de Umtata en Transkei de Sur África  nacería un niño dentro de una familia con 13 hijos, frutos todos de la unión de su padre quien era jefe de clan tribal con sus cuatro esposas, ese niño seria llamado Rolihlahla Mandela.

El joven Rolihlahla hijo del jefe tribal en esa alejada aldea, no sentiría en sus primeros años complejo de inferioridad pues su entorno estaba alejado de todas las injusticias impuestas por los blancos en su país. En sus primeros años de vida no tenía conocimiento de que en su nación el color de la piel marcaba el rumbo de las personas, en otras palabras nacer con la piel oscura y el cabello ensortijado era sinónimo de pobreza y desigualdad.

Seria en su época de colegio cuando aún era muy niño que su maestro lo bautizaría ¨Nelson¨ para que pudiera relacionarse mejor en el mundo de los blancos, un mundo que empezaría a conocer.

Sudáfrica para la época en la que nació Mandela era un país con un gobierno que manejaba uno de los sistemas políticos racistas más crueles y arraigados  de toda la historia, las diferencias y la segregación racial existente era marcada, injusta y opresora en extremo.

Esta desigual e injusta organización social y política tendría su origen en la colonización hecha por los europeos de origen holandés y se mantendría por trecientos años hasta llegar al siglo 20, su único propósito era el de sostener en el poder a la raza blanca (minoría) desconociendo los derechos de la raza negra (mayoría).


A pesar de que su padre moriría cuando él tenía solamente 9 años de edad, tendría la mejor educación posible para una persona de su estatus que era el de hijo de jefe de clan tribal y sería enviado a vivir con el regente local de la región, quien lo apadrinaría y lo enviaría a estudiar a la mejor institución de estudios superiores para personas de color negro en su país.


A la edad de 21 años el Joven Nelson viajaría a Johannesburgo, seria allí donde sentiría la crudeza de la segregación y vería con sus propios ojos la enorme brecha de desigualdad entre blancos y negros hijos todos del mismo país. Las personas de color negro eran repetidamente detenidas por las autoridades, quienes requerían su identificación para dejarles continuar su camino, los trenes y medios de transporte eran diferenciados para cada color de piel, pero sobre todo la miseria en los barrios de negros era evidente comparada con las zonas cómodas y confortables donde vivían los blancos a las cuales no podía siquiera pensar en pasar a caminar.

Por primera vez en su vida sentiría que era solamente una persona de color negro viviendo en un mundo injusto dominado por personas de color blanco.


En ese entonces Mandela se uniría al congreso nacional africano que era un grupo de activistas luchando por terminar con las injusticias raciales, pero de manera moderada utilizando para ello peticiones, cartas o haciendo boicots. Dentro del mismo congreso nacional africano Mandela formaría la liga juvenil que era una agrupación que llevaría los lineamientos y metas fijadas de una manera más firme, fuerte  y radical, su propósito era conseguir resultados y lograr ser escuchados.


Mandela con el tiempo empezaría a ejercer liderazgo y tomar la vocería, acompañado de otros líderes muy importantes del congreso nacional africano, darían un giro con una postura más dura y desafiante ante la desigualdad e injusticias que estaban viviendo.

Para 1946 por el mismo tiempo en que Mandela buscaba condiciones más igualitarias entre las razas, llegaría al poder en Sudáfrica un grupo ultra nacionalista radical con la finalidad explicita de acentuar aún más las diferencias entre las razas y hacer una profunda y definitiva separación de las mismas, para ello dictarían un nuevo sistema con una serie de extremas leyes represivas, totalmente excluyentes, ese sistema seria bautizado el ¨Apartheid¨.

El ¨Apartheid¨ otorgaba el derecho exclusivo a votar en las elecciones únicamente a la raza blanca y marcaba expresamente la separación de los grupos raciales, un régimen que implantaba radicalmente la exclusión de todas las personas de raza negra de los lugares donde hubiesen personas de raza blanca, el Apartheid dictaba una serie de normas absurdas, las cuales creaban lugares separados tanto de vivienda y  medios de transporte, como de estudio o entretenimiento, en este sistema de segregación eran muy mal vistas las relaciones de amigos entre razas, además prohibía las uniones matrimoniales y las relaciones sexuales entre blancos y negros.

Mandela al percatarse de lo que estaba ocurriendo llamaría a su gente a la desobediencia civil pacífica, para oponerse a este brutal sistema represivo. Su llamado seria escuchado y tendría una enorme acogida, entonces por toda Sudáfrica, en cada ciudad la gente empezaría a protestar y desobedecer las leyes para hacer oposición a tal cantidad de injusticias.

Desde este momento en adelante el nombre de Nelson Mandela seria conocido en toda la nación sudafricana y poco a poco se iría erigiendo como un símbolo seguido por la juventud,  al mismo tiempo el gobierno ultra nacionalista blanco lo veía como una amenaza y una total incomodidad para su brutal sistema de leyes opresoras.

El gobierno regente de los blancos daría orden de inhabilidad a Mandela, lo que quiere decir que no podía hablar en público, solo podía hablar con una persona a la vez y mucho menos pensar en  asistir a reuniones de militancia del Congreso Nacional Africano. Con todo esto lo que pretendían era anularlo y sacarlo del camino.

Nada de esto detendría a Mandela que ahora actuaba tras bastidores pero sin dejar de hacer oposición y movilizando a su gente de todas las maneras posibles. La posición del gobierno se endurecía y radicalizaba cada vez más, expulsaban comunidades enteras de las ciudades, arrestaban a muchas personas y para el año de 1956 ordenaron  una gran redada nacional en donde pondrían en detención a Mandela y otros líderes activistas acusándolos a todos de traición. Mandela tardaría cuatro años defendiéndose en un injusto juicio hasta que finalmente será declarado NO CULPABLE.



Para 1960 el brutal régimen de la minoría blanca representado en el ¨Apartheid¨ demostraría que no estaba por ningún motivo dispuesto a ceder en lo más mínimo a las peticiones de su pueblo de mayoría negra, por el contrario se radicalizaría aún más y reprimiría de una manera salvaje y bárbara una manifestación pacífica que se llevaba a cabo en la ciudad de Sharpeville, en esa manifestación la gente se movilizaba para pedir cambios justos e igualitarios pero sus peticiones serian respondidas bajo fuego por la policía que dispararía repetidamente contra la marcha pacífica y daría muerte a 69 personas entre ellos mujeres y niños, también dejaría 180 personas más heridas.

Este lamentable hecho desencadeno en disturbios y desordenes por todo el país, pero ni siquiera en esas oscuras horas el gobierno estaba dispuesto a ceder, pues respondería decretando leyes de emergencia y declarando ilegal al congreso nacional africano.

Ante semejante matanza, además de la prohibición para hacer manifestaciones pacíficas y la declaratoria de ilegalidad del congreso nacional africano. Mandela dejaría de ser una figura pública entraría a la clandestinidad, se organizaría con otros de sus líderes en una guerrilla que estaba dispuesta a responder de manera violenta al brutal régimen opresor.

Desde ese momento en adelante su pueblo que antes lo veía como un líder y un ejemplo a seguir, lo empezaría a ver como un ¨HÉROE¨ alguien que estaba dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias para poder lograr la igualdad en toda Sudáfrica.

El paso siguiente de Mandela, seria conformar el ¨Arpón del pueblo¨ un brazo armado que lucharía contra el régimen y daría golpes certeros a la infraestructura del país con la finalidad de poder desestabilizar y derrocar la maldad reinante. Para 1962 viajaría por diferentes partes del mundo buscando apoyo para su causa y también recibiría en países como Argelia y Etiopía entrenamiento de orden militar.

Cuando regresaba a su país de manera clandestina fue arrestado y puesto en prisión, acusado de salir y entrar al país de manera ilegal, además de incitar al pueblo a las revueltas. Mientras estaba preso el gobierno ordenaría una estratégica redada en donde capturarían a toda la cúpula de líderes de la organización y todos junto con el mismo Mandela seria llevados a juicio acusándolos bajo la mayor cantidad de cargos que fuera posible imputarles.


Mandela sabía que posiblemente sería condenado a pena de muerte junto con los otros líderes de la organización, también sabía que el juicio no sería justo y entonces hizo lo que nadie esperaría que hiciera, el día del juicio rehúso a defenderse y trataría de que el mundo viera quienes eran los verdaderos culpables de todo lo vivido en Sudáfrica, sabía que serían declarados culpables pero el dejaría en evidencia quienes eran los verdaderos criminales, entonces durante cuatro horas daría un gran discurso que cerraría con algunas de sus palabras más celebres:


¨He luchado contra la dominación blanca y he luchado contra la dominación negra, he soñado con un ideal de sociedad democrática en la cual todas las personas vivan juntas en armonía y con igualdad de oportunidades, es un ideal que me hace querer vivir para conseguirlo, pero si es necesario es un ideal por el que estoy dispuesto a morir¨.



Seria condenado por conspirador para derrocar al gobierno y sentenciado junto con sus compañeros a una cadena de 27 años en la isla de Robben a 12 kilómetros de distancia de la costa de Ciudad del Cabo. La idea del gobierno era socavar el espíritu de Mandela y sus compañeros, el gobierno tenía planeado mantenerlos a todos bajo trabajos forzados picando rocas en la cantera de piedra de la isla en las peores condiciones posibles, con pantalones largos mientras los demás llevaban pantalones cortos por el calor, con zapatos mientras los demás llevaban sandalias también por el calor. Después del primer año  le permitieron ver únicamente a su esposa, la volvería a ver dos (2) años más adelante y solo podría tomarla de la mano veinte (20) años después. Todo esto lo hacían esperando que en un máximo de cinco años todos estuvieran derrotados en su espíritu y nadie en Sudáfrica recordara el nombre de Nelson Mandela. 

A pesar de todos los esfuerzos del gobierno por derrotar el espíritu de Mandela y sus compañeros, no lo habían conseguido y por el contrario con el correr de los años Mandela fue ganando el respeto de sus carceleros con su conducta y postura inquebrantable, todos los días saludaba y ofrecía la mano a sus guardianes les hablaba y les preguntaba por sus familias.

Para la década de los 80¨S, Mandela empezaba a entrar en años pero corría en Sudáfrica un clamor por su liberación y la de sus compañeros que se esparció por todo el planeta y la presión sobre el gobierno sudafricano se hizo enorme. Ahora Mandela era  conocido a nivel mundial y se había convertido en un símbolo de lo que es justo contra la maldad y la injusticia.

Todo Sudáfrica estaba en crisis generalizada, ya no eran únicamente los negros sudafricanos quienes pedían su liberación, sino que muchos de los blancos del país también lo hacían, además de la mayoría de ciudadanos del mundo. Revueltas y desordenes por todos lados tenían a Sudáfrica sumergida en un total caos.

Ahora el gobierno necesitaba a Mandela para poder salir de la crisis en la que estaba sumergido, he inicio conversaciones secretas con él para su libertad y para poder poner en orden al país, Mandela entendía que todo estaba a su favor a nivel nacional e internacional y entonces negociaría con las mejores cartas en su mano, este sería el comienzo del fin de la desigual supremacía blanca en Sudáfrica.

Para 1989 sería elegido como presidente Frederic De Klerk quien agilizaría las negociaciones y empezaría con la liberación de todos los compañeros de Mandela, también  anularía todas las brutales y excluyentes leyes del Apartheid y le retornarían el estatus de legalidad al congreso nacional africano.

Por último el presidente Frederic De Klerk anunciaría la liberación sin cargos de Nelson Mandela, entonces el país estallaría en un jubilo sin igual, por todas partes se sentía un enorme clima de alegría y toda la gente festejaba, se abrazaba, personas de raza blanca y personas de raza negra celebraban, era algo hermoso, las personas en el mundo entero  estaban muy complacidas. El hombre de la leyenda sería liberado y su pueblo después de casi treinta años podría verlo de nuevo.


El 11 de febrero de 1990 saldría en libertad Nelson Mandela y a sus 71 años había logrado con su firme voluntad y amor por su pueblo, doblegar al brutal régimen de una negativa supremacía blanca.

Pero el trabajo no estaba terminado ahora venía una parte fundamental, tal vez la más importante, era la de lograr la unión y la reconciliación de su pueblo que había estado al borde del caos absoluto y de una terrible guerra civil. En sus discursos no demostró odio o resentimiento siempre dijo que no sentía rencor, más bien siempre llamaba a la reconciliación pero con igualdad y sin ceder en lo ya ganado. Mandela hubiera podido iniciar un baño de sangre que era lo que muchos pensaban que ocurriría, pero a cambio de eso negocio con el gobierno durante tres años las bases para una Sudáfrica unida e igualitaria.

Esos extraordinarios gestos harían que Nelson Mandela ganara el premio Nobel de la Paz, que también seria otorgado a De Klerk

Para el año de 1994 y después de trecientos años de dominación injusta, el pueblo de Sudáfrica asistía a sus primeras elecciones democráticas libres, donde podían votar por primera vez en muchas generaciones las personas de raza negra.

De todas partes de Sudáfrica se volcaron a ejercer su derecho al voto y el congreso nacional africano ganaría de forma aplastante y  llegaría de manera pacífica al poder con Nelson Mandela como su presidente.


 El día en que tomara juramento como líder de su país diría estas grandes palabras:

¨Nunca, nuca, nunca jamás.....
Sucederá que nuestro hermoso país vuelva a experimentar la opresión de unos sobre otros.
Que reine la libertad, que Dios bendiga a África¨ 

NELSON ROLIHLAHLA MANDELA 
1918 - 2013