SLIDER D

LOS ANIMALES SON COSAS?


Históricamente los animales han sido considerados por parte de los humanos como propiedades sin derechos, han sido igualados a la categoría de ¨cosas¨, en las constituciones de muchos paises del mundo se habla de los animales como muebles y enseres, pero en la actualidad se viene dando un debate en diferentes partes del planeta planteado por los veganos, los animalistas y por millones de personas del común que sin declararse directamente como defensores de animales comprenden y han abrazado la idea de que los animales son ¨SERES SINTIENTES¨ y no cosas inanimadas iguales a simples objetos o los muebles y enseres de una casa.

Si profundizamos en el asunto es importante tener en cuenta que los animales además de ser seres sintientes también son seres ¨CON CONCIENCIA¨ y esto último no lo decimos por puro capricho o por afinidad  para con los animales, lo afirmamos apoyados en la declaración hecha de manera pública por la comunidad científica en general a través del documento conocido como ¨Declaración de Cambridge sobre la conciencia¨ en donde se expresa y se da a conocer al mundo que los humanos no son los únicos seres conscientes sino que se da reconocimiento a los animales como seres con diferentes grados de conciencia. 

Ellos son un claro ejemplo de seres sintientes!


Estas son un claro ejemplo de cosas


Viendo este asunto desde una perspectiva racional es prácticamente imposible decir que un gato, una vaca, un perro o un cerdo, etc, son cosas inanimadas iguales a un ladrillo o una silla, no se necesita tener un elevado nivel educativo para comprender que un animal no puede ser tratado como un objeto, resulta absurdo igualar a un animal con un insignificante mueble o decir que es una cosa inanimada.

El problema del reconocimiento de la sintiencia y la conciencia en los animales radica en un asunto de tipo socio cultural pero también y sobre todo del tipo monetario en donde enormes intereses económicos representados en multinacionales, en pequeños y grandes hacendados, además de un gigantesco andamiaje económico de poderosas cadenas de supermercados y pequeñas tiendas al por mayor o al detal han centrado su economía a lo largo de la historia con base en la explotación por parte de la especie humana sobre otras especies habitantes del planeta, los llamados animales. 




Los Hemos convertido en nuestros esclavos modernos y lo peor es que la mayoría de las personas ni siquiera han tomado conciencia de esto, es así como los humanos tienen esclavos destinados a ser destrozados y mutilados por partes para masticarlos y tragarlos, esclavos para trabajos forzados, esclavos para ser destinados a espectáculos de entretención, esclavos destinados a espectáculos de sacrificio y un sin número de actividades terribles que siempre provocan encierro, dolor y sufrimiento para los animales. 





Lo que nos trae al título de este artículo, considera Ud. que los animales son cosas?, podría Ud. decir que es correcto lo que los humanos le hacen a otros habitantes del planeta?

Es importante que reflexionemos, que despertemos, nos pongamos en el lugar de los demás y cuando hablamos de ponerse en el lugar de los otros no solamente nos estamos refiriendo a ponerse en el lugar de otros humanos, sino más bien a ponernos en la piel de otras especies que sufren terriblemente por las acciones de una sola especie, la especie humana. 

Hermoso vídeo: 
¨Ustedes no están solos¨.


En el momento en que empecemos a respetar a los animales, cuando despertemos, cuando dejemos de lado equivocadas normas socio culturales o algunas anticuadas y equivocadas tradiciones que ya no funcionan en la época actual, cuando comencemos a dejar de ver a los animales como ¨cosas¨, cuando entendamos que nuestro deber como la primera especie sobre el planeta es protegerlos y darles su libertad, será una señal de que habremos evolucionado como humanos y como especie, tal vez será el momento en que empecemos a dejar de agredirnos, porque cuando seamos capaces de respetar a otras especies comprenderemos finalmente que podemos respetarnos y vivir en armonía entre nosotros mismos.