SLIDER D

JUEGOS OLÍMPICOS RÍO 2016 CON UN MENSAJE CLARO: ¨HAY QUE SALVAR EL PLANETA¨


Brasil empezó los Juegos Olímpicos Río 2016 con una espectacular ceremonia de inauguración superando a varias de las ceremonias inaugurales vistas en juegos pasados; lo más importante  es que se ha enviado un mensaje claro y contundente al mundo entero: ¨Hay que salvar el planeta¨.

La apertura de los juegos fue impresionante, estuvo marcada de principio a fin con un mensaje medioambiental en pro del planeta y la amazonia pulmón del mundo; la narración empieza con un recorrido por la historia del gigante sudamericano desde los inicios de la vida en la Tierra, pasando por los orígenes de los pueblos indígenas para luego afrontar la llegada de los europeos al nuevo mundo, momento en el cual se empieza a dejar una huella de contaminación, luego con el progreso del hombre, la aparición y crecimiento de las ciudades se puede apreciar cómo se va afectando el medio ambiente, poco a poco los humanos van terminando con la naturaleza representada en el color verde que está desapareciendo rápidamente.





De forma teatral muy descriptiva y bellamente contada vemos la importancia de proteger el planeta para hacerle frente al calentamiento global que está alterando el clima de la Tierra y acelerando el derretimiento de los polos; teniendo esto en mente para esta ocasión los aros olímpicos que representan la unión de todos los continentes fueron exaltados y revestidos con vegetación.


La ceremonia inaugural resaltó también la enorme importancia que tiene preservar la naturaleza y sembrar árboles, para ello a los once mil atletas asistentes a los juegos se les dio una semilla de las diferentes variedades de plantas de Brasil con el fin de que al momento de ir entrando al estadio las fueran sembrando en unos cubículos especiales para que en el  futuro se llene de vegetación una gran extensión de tierra con las semillas sembradas por los atletas.


El punto más alto de la ceremonia es la llegada de la antorcha olímpica al estadio para encender el pebetero olímpico, allí solamente pueden llegar algunos de los deportistas más famosos y reconocidos del Brasil en toda su historia; como era de esperarse este momento central de la celebración también llevaba implícito un mensaje ambiental y ecologista pues se utilizó una llama más pequeña en señal de que es necesario reducir las emisiones y quema de combustibles fósiles emanados a la atmósfera.


Pese a que el fuego olímpico para esta edición es más pequeño no es menos espectacular, por el contrario visualmente es muy llamativo y vanguardista porque arde de manera impresionante con una escultura en movimiento accionada por el calor del pebetero.

Han empezado los juegos olímpicos de gran manera y es  importante que la gente en todas partes del mundo lleve muy presente en su mente que ¨Tenemos que salvar el planeta¨ y la vida como la conocemos.