SLIDER D

CORTE CONSTITUCIONAL PONE PLAZO MÁXIMO DE DOS AÑOS A CONGRESO PARA PROHIBIR LAS CORRIDAS DE TOROS


La honorable Corte Constitucional le ha dado al Congreso de la República de Colombia un plazo máximo de dos años para legislar con respecto a las corridas de toros, peleas de gallos, rejoneo, novilladas, corralejas, becerradas y demás espectáculos donde se martirice o maltrate a los animales, teniendo claro que dicha legislación debe ser para terminar definitivamente con estos crueles espectáculos.

El resultado del dictamen de la Corte se deriva de la admisión de una demanda interpuesta por tres ciudadanas que buscaban que los animales que estaban desprotegidos por la legislación actual de protección animal fueran cobijados con los mismos derechos.

Con una votación de 5 contra 4 fue derrotada la ponencia del magistrado Alejandro Linares que sostenía que estos brutales eventos se deberían mantener excluidos de penalización según lo estipula la reglamentación actual, aduciendo que estos actos bárbaros ostentaban el rótulo de actividades culturales y artísticas con arraigo  nacional.


Es importante tener presente que durante el periodo de dos años fijado por la Corte y mientras el Congreso no haga la regulación correspondiente los animales seguirán sufriendo; por esto es fundamental seguir ejerciendo presión ciudadana para que los congresistas hagan su trabajo lo más rápido posible con el fin de que la ley esté lista mucho antes de que se cumpla el plazo dado por la Corte Constitucional.


Por fortuna la Corte emitió un dictamen con sabiduría y aunque el fallo no es de efecto inmediato como los amantes de los animales, los ecologistas y la mayoría de los colombianos hubieran querido, pensamos que los plazos dados por la Corte Constitucional son los adecuados de tal modo que el Congreso tiene el tiempo suficiente para tramitar las leyes correspondientes, así mismo las personas que se dedicaban a estas salvajes y brutales prácticas de abuso y maltrato contra los animales tienen el tiempo suficiente para cambiar su bárbaro estilo de vida y dedicarse a hacer una actividad decente y acorde con una sociedad que da pasos en la dirección correcta para ser más civilizada.


Cabe anotar que se han escuchado voces diciendo que el Congreso podría legislar contrario al mandato de la Corte porque muchos de los congresistas tienen vínculos con la tauromaquia, lo cierto es que el pronunciamiento de la Corte Constitucional debe mirarse de forma positiva esperando que el congreso promulgue una ley en esa dirección.

Amanecerá y veremos.


Fuentes informativas: